Carta a Dios. Debemos ser la luz que ilumine a los demás…

Debemos ser la luz que ilumine a los demás, pero, somos una vela débil, ¿cómo lograr que vuelva a brillar?
Querido Dios:

Hoy salí temprano avela encendida caminar. A cada paso pensaba: “A veces andamos al borde del precipicio por ti, Señor y a menudo no sabemos qué hacer. Sólo caminamos y caminamos, pensando en tu Amor, tu presencia. ¿Qué quieres de nosotros?

De pronto nos sumerges en un mundo en el que no deseamos estar. Es un lugar oscuro, lleno de dificultades. Parece que no hay amor, ni esperanza a nuestro alrededor. Son situaciones a las que no hayamos salidas. Cada vez que te lo digo, siento que me respondes: “Sigue caminando”.

No imaginas la cantidad de personas que me cuentan sus problemas. Acuden a mí tal vez por haber leído uno de mis libros. Viven rodeados de oscuridad. Suelo impresionarme. Y me pregunto: “¿Por qué lo permites? ¿Por qué ese sufrimiento?”.

Hace muchos años decidí dejar de cuestionarte y dedicarme a confiar. ¿Cómo podríamos comprenderte nosotros que somos simples mortales? Pero la verdad es que no siempre he podido quedarme tranquilo y confiar.

Hoy es uno de esos días en que me llené de inquietudes. Curiosamente mientras caminaba me pareció encontrar las respuestas. Todas estas personas, por estar sumergidas en sus problemas olvidaron algo fundamental, lo que realmente son: “Hijos tuyos. Portadores de tu Amor. Mensajeros de la Esperanza”. Es un sello que nunca perdernos.

Somos pequeñas luces que colocas en estos terribles lugares, para iluminarlos. No nos damos cuenta, acongojados por las dificultades.
Deseas que te llevemos a los demás, que seamos tus brazos, tus pies, tu voz.

Si tuviésemos conciencia de lo que esperas de nosotros, todo sería más sencillo. Podríamos perdonar y amar. Abrazar al necesitado.

Tal vez necesitamos la certeza de un propósito para acoger la esperanza y esparcirla por el mundo.

No sé para qué te cuento estas cosas.

Leer mas en: http://www.aleteia.org/es/r
eligion/contenido-agregado/carta-a-dios-5797827238166528?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mail&utm_content=NL_es-30/05/2014

Por Claudio de Castro, Visita www.publicacionescatolicas.com

Source: ALETEIA

Cerremos la brecha junt@s! Comblons ce fossé ensemble! Let’s close the gap together!

Haz clic aquí: Español y añade la foto de tu perfil para demostrar tu voluntad de cerrar la brecha en asuntos de Género!

cerremos la brecha junt@s

Faire clic ici : Francais et après ajouter la photo de ton profil pour démontrer ta volonté pour combler le fossé du Genre!

comblons ce fossé ensemble

Click here : English  and add your profile picture demonstrating your willingness to bridge the Gender gap!

 let's close the gap together

 

¡Quiero almorzar con ustedes! El Papa sorprende a los franciscanos

papa fco almuerzoSource: Aleteia

“El Papa Francisco es un Papa lleno de sorpresas. Es imprevisible”, ha dicho Padre Pizzaballa en los días precedentes a la visita del Papa. De hecho, este lunes, los franciscanos del convento de San Salvador se han encontrado como huésped inesperado a la hora del almuerzo al mismo Santo Padre. 
“Lo hemos sabido apenas al final de la mañana, ha sido una sorpresa!”, cuenta fray Bernardo, joven fraile mexicano que vive en San Salvador.
Parece que el Papa Francisco había decidido el domingo en la noche cambiar el programa de hoy, prefiriendo una comida simple con los franciscanos al almuerzo oficial en Notre Dame.
Según lo indicado por el Papa, sólo lo han acompañado el Delegado Apostólico en Jerusalén, monseñor Giuseppe Lazzarotto, y el Custodio de Tierra Santa, el padre Pierbattista Pizzaballa, mientras que el séquito se ha quedado almorzando en Notre Dame. 
 El Papa ha llegado con dos horas de retraso. Su Santidad “ha almorzado con un plato de comida simple, como lo hacemos todos los días” dijo fray Bernardo, mientras junto a otros monjes corre a preparar la misa que se realizará esta tarde en el Cenáculo. 
Al final del almuerzo, el Papa Francisco ha dirigido sus saludos a toda la comunidad, dando las gracias al padre Pizzaballa y a todos los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa por la acogida y por el trabajo realizado en los lugares santos. 

Por Miriam Mezzera

Empezar la semana pensando positivo!

arco irisTarea? Objetivo? Los dos!!! Cuantas veces nos descubrimos pensando de manera negativa? Pensando demasiado en el pasado o en el futuro y nos olvidamos de vivir el presente. Nos encontramos a veces soñando despiertos, planeando… pero enseguida vienen los pensamientos negativos y nos desanimamos. Los pensamientos se convierten en acciones dicen por ahí. Y es verdad. Llenémonos de pensamientos positivos que nos ayuden a avanzar en la vida, a ser mejor cada día,  a realizar nuestros proyectos, nuestra misión. Evitemos también fijarnos en lo que los demás dicen de negativo de nosotros y llegar a pensar que es cierto.

Las experiencias en la vida nos van enseñando si somos capaces de aprender de ellas. Digamos puedo hacerlo, quiero hacerlo, soy capaz y disfrutemos haciendo las cosas. Contemos con la fe y la esperanza en nuestra vida. Solos no podemos hacer nada con Dios a nuestro lado todo lo podemos.

La pregunta es qué puedo hacer ahora, en este momento? No lo que pude haber hecho o lo que podré hacer…. Y empezar a hacerlo! Lanzarnos a la vida, arriesgar, cambiar. Enfrentar los problemas, las dificultades, sin miedo! El tiempo para comenzar es ahora, no mañana!

El diálogo, el perdón y la reconciliación: Unicos medios posibles para lograr la paz

papa fco en tierra staSOURCE: ALETEIA

1. Como nuestros venerables predecesores, el Papa Pablo VI y el Patriarca Ecuménico Atenágoras, que se encontraron aquí en Jerusalén hace cincuenta años, también nosotros, el Papa Francisco y el Patriarca Ecuménico Bartolomé, hemos querido reunirnos en Tierra Santa, “donde nuestro común Redentor, Cristo nuestro Señor, vivió, enseñó, murió, resucitó y ascendió a los cielos, desde donde envió el Espíritu Santo sobre la Iglesia naciente” (Comunicado común del Papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras, publicado tras su encuentro del 6 de enero de 1964).
Nuestra reunión –un nuevo encuentro de los Obispos de las Iglesias de Roma y Constantinopla, fundadas a su vez por dos hermanos, los Apóstoles Pedro y Andrés– es fuente de profunda alegría espiritual para nosotros. Representa una ocasión providencial para reflexionar sobre la profundidad y la autenticidad de nuestros vínculos, fruto de un camino lleno de gracia por el que el Señor nos ha llevado desde aquel día bendito de hace cincuenta años.

2. Nuestro encuentro fraterno de hoy es un nuevo y necesario paso en el camino hacia aquella unidad a la que sólo el Espíritu Santo puede conducirnos, la de la comunión dentro de la legítima diversidad. Recordamos con profunda gratitud los pasos que el Señor nos ha permitido avanzar.
El abrazo que se dieron el Papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras aquí en Jerusalén, después de muchos siglos de silencio, preparó el camino para un gesto de enorme importancia: remover de la memoria y de la mente de las Iglesias las sentencias de mutua excomunión de 1054. Este gesto dio paso a un intercambio de visitas entre las respectivas Sedes de Roma y Constantinopla, a una correspondencia continua y, más tarde, a la decisión tomada por el Papa Juan Pablo II y el Patriarca Dimitrios, de feliz memoria, de iniciar un diálogo teológico sobre la verdad entre Católicos y Ortodoxos. A lo largo de estos años, Dios, fuente de toda paz y amor, nos ha enseñado a considerarnos miembros de la misma familia cristiana, bajo un solo Señor y Salvador, Jesucristo, y a amarnos mutuamente, de modo que podamos confesar nuestra fe en el mismo Evangelio de Cristo, tal como lo recibimos de los Apóstoles y fue expresado y transmitido hasta nosotros por los Concilios Ecuménicos y los Padres de la Iglesia. Aun siendo plenamente conscientes de no haber alcanzado la meta de la plena comunión, confirmamos hoy nuestro compromiso de avanzar juntos hacia aquella unidad por la que Cristo nuestro Señor oró al Padre para que “todos sean uno” (Jn 17,21).

3. Con el convencimiento de que dicha unidad se pone de manifiesto en el amor de Dios y en el amor al prójimo, esperamos con impaciencia que llegue el día en el que finalmente participemos juntos en el banquete eucarístico. En cuanto cristianos, estamos llamados a prepararnos para recibir este don de la comunión eucarística, como nos enseña san Ireneo de Lyon (Adv. haer., IV,18,5:PG 7,1028), mediante la confesión de la única fe, la oración constante, la conversión interior, la vida nueva y el diálogo fraterno. Hasta llegar a esta esperada meta, manifestaremos al mundo el amor de Dios, que nos identifica como verdaderos discípulos de Jesucristo (cf. Jn 13,35).

4. En este sentido, el diálogo teológico emprendido por la Comisión Mixta Internacional ofrece una aportación fundamental en la búsqueda de la plena comunión entre católicos y ortodoxos.
En los periodos sucesivos de los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI, y del Patriarca Dimitrios, el progreso de nuestros encuentros teológicos ha sido sustancial. Hoy expresamos nuestro sincero aprecio por los logros alcanzados hasta la fecha, así como por los trabajos actuales. No se trata de un mero ejercicio teórico, sino de un proceder en la verdad y en el amor, que requiere un conocimiento cada vez más profundo de las tradiciones del otro para llegar a comprenderlas y aprender de ellas. Por tanto, afirmamos nuevamente que el diálogo teológico no pretende un mínimo común denominador para alcanzar un acuerdo, sino más bien profundizar en la visión que cada uno tiene de la verdad completa que Cristo ha dado a su Iglesia, una verdad que se comprende cada vez más cuando seguimos las inspiraciones del Espíritu santo. Por eso, afirmamos conjuntamente que nuestra fidelidad al Señor nos exige encuentros fraternos y diálogo sincero. Esta búsqueda común no nos aparta de la verdad; sino que más bien, mediante el intercambio de dones, mediante la guía del Espíritu Santo, nos lleva a la verdad completa (cf. Jn 16,13).

ONU mujeres han lanzado un sitio web de Beijing20

Beijing_Carousel_Vamos_ES jpgLa Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka recuerda la Conferencia Mundial de 1995 en Beijing como un momento decisivo y reitera que “ya es hora de que el mundo aúne esfuerzos de nuevo y complete esta travesía en beneficio de mujeres y niñas”. En esta columna de lanzamiento de la campaña Beijing+20, ella hace un llamado a la ciudadanía a imaginar un mundo donde existe la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Leer más:

http://beijing20.unwomen.org/es/news-and-events/stories/2014/5/phumzile-mlambo-ngcuka-un-women

ONU mujeres han lanzado un sitio web de Beijing20 http://beijing20.unwomen.org/fr   en tres idiomas y un material para las Redes Sociales también en tres idiomas. Por favor difundir esta información en las páginas web en las Unidades, para crear conciencia sobre cuestiones de género y que la gente recuerde en particular que se cumplen 20 años de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing.

También utilizar las redes sociales como Facebook o Twitter para dar a conocer esta información y pueden utilizar estos hashtags: #beijing20 y #winifreddoherty

Algunos enlaces que pueden ser útiles:

http://beijing20.unwomen.org/es/voices-and-profiles/beijing-20

http://beijing20.unwomen.org/es  (Español)

http://beijing20.unwomen.org/fr  (Francés)

http://beijing20.unwomen.org (Inglés)

Material para las Redes Sociales con las imágenes (Español, Inglés, Francés): http://ow.ly/x1YFk o ir también a https://www.dropbox.com/sh/8a3s55xrdymw5rs/AAB9aAtg_p3g2M_nZ2a8z129a/LAUNCH

Actúa y pinta tu día de naranja! El día 25 de cada mes

DIA NARANJALa campaña ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres del Secretario General de las Naciones Unidas, administrada por ONU Mujeres, ha proclamado el día 25 de cada mes como “Día Naranja”: un día para actuar a favor de generar conciencia y prevenir la violencia contra mujeres y niñas.

Leer más en:

http://www.unwomen.org/es/what-we-do/ending-violence-against-women/take-action

http://www.unwomen.org/es/what-we-do/ending-violence-against-women/take-action#sthash.kDXrA0cD.dpuf